El ser humano está en constante comunicación, y este proceso ocupa un lugar relevante dentro de su vida social, ya que es así como capta la realidad y la interpreta; de la necesidad por conocer y analizar la manera en la que se dan estas dinámicas y cómo repercuten en otros aspectos surge nuestra licenciatura.

La LICENCIATURA EN COMUNICACIÓN SOCIAL, creada en 2001, dentro de la FACULTAD DE CIENCIAS ANTROPOLÓGICAS, tiene como propósito GENERAR PROFESIONALES DE LA COMUNICACIÓN con una mentalidad abierta y crítica para entender, interpretar y resolver los problemas de una sociedad cuyos cambios cada día son más vertiginosos; esto con un enfoque desde el ámbito comunicativo.
La Comunicación organizacional estudia las diversas relaciones humanas, tanto internas como externas dentro de una empresa o institución. Sus ramas son relaciones públicas, imagen e identidad corporativa, recursos humanos, comunicación estratégica, entre otros.
La identidad de toda sociedad recibe la influencia directa de una constante flujo de información. La especialidad de comunicación mediática enseña que los medios de comunicación masiva pueden constituirse en canales de comunicación entre distintos grupos sociales.
La Publicidad estudia el proceso para posicionar la idea de un producto o servicio dentro del mercado.
El área de comunicación para el desarrollo investiga las alternativas de solución para diversas problemáticas de la sociedad con miras a un desarrollo sustentable en diferentes aspectos comunitarios y culturales.
Formar profesionales en comunicación con las capacidades necesarias para cumplir funciones de mediadores entre el acontecer y el conocimiento, entre la modernidad y la tradición; mediante el dominio de los usos sociales de la comunicación y a través de la producción, distribución y consumo de la información, contribuyendo con ello a la preservación de la identidad cultural de los grupos sociales del país y a la generación de métodos de trabajo que permitan a las comunidades y sectores sociales mexicanos, poder desarrollarse armónica y participativamente.